Recuerda quien eres.

Últimamente he estado pensando mucho en Mufasa. Típico, ¿no crees? No medito en su usurpación, ni en su muerte horrenda a causa de una estampida de Ñúes  (sí, lo busqué en Google) sino que he pensado en la sabiduría del papá de Simba. Si no has visto el Rey León, no hay mucho que pueda hacer por ti.  En un momento crítico en la vida de Simba, su padre, Mufasa (ya muerto) se le aparece en las nubes y le dice “Recuerda quien eres”. Todos lloramos en esa parte, ¿no? Para recordar quiénes somos, primero tenemos que saber quiénes somos. Existe una enorme diferencia entre saber cosas de uno mismo y estar consciente de uno mismo.  Yo sé que conocemos nuestros propios gustos y anhelos, sabemos que música nos agrada y todos sabemos perfectamente cuál es nuestro platillo favorito. Pero, yo estoy hablando de conocer mas allá de la superficie.  Creo que el estar conscientes de uno mismo, es una de las cualidades más esenciales para un líder. Es exageradamente desgastante desconocer tus fortalezas y debilidades.         ¿Cuales son mis tentaciones y temores? ¿Cuales son los detonantes para mi depresión o para mi gozo? ¿Que me inspira? ¿Que me anima? ¿Cuales son mis fortalezas? ¿Y mis debilidades? ¿Que me aplasta? ¿Que me roba la pasión?  Poder contestar estas preguntas (aún cuando no te guste la respuesta) es el principio de madurez como líder. Antes de poder “hacer lo tuyo” y/o “enfocarte en tus fortalezas y delegar tus debilidades” tienes que saber quien eres.  Aquí te van cuatro maneras para descubrir más sobre ti: 1.- Toma un test de personalidad.  No suena nada sexy ni atractivo, pero te prometo es sumamente enriquecedor. Antes lo veía como algo forzado, pero una vez estudiando los resultados, me entró una pasión por descubrir mas y mas a cerca de mi personalidad. Como primer paso puedes hacer el test 16personalities.com  disponible en español. Mi personalidad fue la de “Activista” y me encantó una frase que describe este tipo de personas  “Tu puedes cambiar el mundo con sólo una idea”.  Hubo otras que no me gustaron tanto como:  “tienen dificultad para enfocarse y buscan cualquier excusa para no hacer lo que tienen que hacer”. He ahí la razón por la cual me toma 28 horas preparar un mensaje.  2.- Busca alguien que te diga la verdad. Esta es la manera más efectiva y a la vez más dolorosa de aumentar el conocimiento acerca de uno mismo. El Pastor Craig Groeschel hace un ejercicio una vez al año en donde le pide a las seis personas mas cercanas a él que lo evalúen de manera anónima, y se vale decir de todo. Eso si que es una conversación descalza.  No recomiendo este punto con mucho entusiasmo.  Hace unas semanas mi amigo Jesiah Hansen me hizo la siguente pregunta: ¿Que te asusta de mi? Eso es vulnerabilidad y transparencia al máximo. Abrió la puerta a una conversación increíble y honesta. Encontramos libertad al estar conscientes de nosotros mismos. Si te puedes reír de ti, siempre tendrás material de sobra. 3.- Pasar tiempo a solas. Para mí es difícil. Por naturaleza me gusta el relajo, el caos, el escándalo… ¡Hasta el tráfico de Tijuana me encanta! Pero, en el ultimo año me he dado cuenta que sucede algo muy especial cuando apartas tiempo para estar a solas y meditar, escribir, pensar. Puede que hasta te aburras de tus propios pensamientos… ¡Pero son tuyos!  4.- Afirma tus fortalezas, atiende tus debilidades. Después de entender más cuáles son tus áreas fuertes y débiles, la mejor manera de mantenerte consciente de ti mismo es afirmar tus fortalezas y atender tus debilidades. El hecho de que ahora entiendes que el ser desordenado es parte de la personalidad que tienes, no justifica que no hagas nada al respecto. Lo mismo va para el orgullo, desprecio, desenfoque y mil otras debilidades que surgen en nuestras vidas. Yo creo que atendiendo nuestras debilidades y pidiendo ayuda podremos mantenernos constantemente conscientes de nosotros mismos de una forma más eficaz. Identificar dones y talentos en otros es un don muy útil, pero reconocer y apreciar tus propias fortalezas, debilidades y limitaciones no tiene precio.   

El Primer Paso

El tomó el primer paso. El me rescató. El extendió Su mano hacia mi. La misma mano que dio de comer a los hambrientos, trajo sanidad a los enfermos y levanto de entre los muertos a Lázaro. Esa extendió. La misma mano que fue clavada por mis pecados y transgresiones. Esa extendió. Esa mano que fue besada por niños y traicionada por sus amigos. Esa extendió. El tomó el primer paso.  El tomó mi mano. La misma mano que ha robado. Esa tomó. La misma mano que ha participado en traición y perversión. Esa tomó. La misma mano que esta manchada por iniquidad y engaño. Esa tomó. El tomó el primer paso.No me consideró insuficiente, ni demasiado perverso. No espero a que COMPROBARA mi santidad. No. El tomó el primer paso. No le importó lo sucio que hayan estado mis manos, ni mi corazón. El tomó el primer paso. Me rescató y me sacó de las aguas mas profundas de mi ansiedad, depresión, condenación, duda y temor. El tomó el primer paso. Hoy lo recuerdo y amo mas que ayer. ​

Un minuto mas

Ultimamente he escuchado de muchos que se han dado por vencido. Se dieron por vencidos en su matrimonio y aceptaron el divorcio. Otro se dio por vencido en su caminar con Cristo y volvió al mismo lugar de donde Dios lo había librado.  Como Pastor siempre que uno escucha o se da cuenta de que alguien se rinde hay un pedazo de tu corazón que se rompe. Duele. Es imposible acostumbrarse a ello. Y duele verlo, porque muchos están a un minuto mas de ver la victoria.  Muchas veces solo necesitamos persistir un minuto mas. Persistir en oración, persistir en fe, persistir en esperanza. No necesitas una palabra mas, un abrazo mas, un congreso mas, a veces solo necesitas un minuto mas de perseverancia.   A veces solo necesitas un minuto más de perseverancia.                                                                                                                                                                                                                                                                                                           CLICK TO TWEET   En Lucas 5, Jesus le dice a Pedro “echa tus redes una vez mas…” Tenían toda la noche intentando pescar algo sin suerte alguna, pero Jesus les dice “un minuto mas”. Pedro toma el paso de fe y echa las redes “una vez mas”. La pesca que obtienen es milagrosa. Muchas veces el milagro esta a un minuto mas de llegar. Una oración mas y la sanidad llegará, un paso de fe mas y llegará el milagro. Un día mas de creer, confiar y tener esperanza. NO te dejes vencer. NO te rindas. Hoy Dios te pide…confía una vez mas. 

Estírate

En el liderazgo siempre debes buscar estirar tus capacidades y conocimiento. Una de las mejores características de un líder es la habilidad de estirar su capacidad. Y la mejor manera para hacerlo es siempre estar intentando nuevas cosas.   Hoy en día el ser “experto” en una área tiene muy poco peso. Ahora es necesario tener un conocimiento de todas las areas en las que te desenvuelves. Si estas en el mundo de Iglesia necesitas saber de evangelismo, consejería, diseño, musica, liderazgo, comunicación, video, literatura, plataforma, reuniones pequeñas, reuniones grandes, ayuda social, programas y demás.  En el mundo de los negocios necesitas saber de relaciones interpersonales, ventas, marketing, liderazgo, multi-nivel, historia, investigación, poco de TODO. Nadie nace con TODO el conocimiento. Lo adquieres al estirar tus capacidades y aventurarte en nuevas areas de creatividad y desafio.Así que si eres líder…haz algo nuevo. A lo mejor tienes un pintor, actor, diseñador, comunicador, escritor que esta esperando la oportunidad para salir. Aqui te dejo algunas cosas que yo voy a probar para “estirar” un poco mi liderazgo: · dirigir un comercial promocional para una nueva serie que vamos a hacer.                   · Escribir una película corta.                                                                                             · Escribir una canción                                                                                                       · Predicar a puros adolescentes.                                                                                       · Servir en el estacionamiento                                                                                         No solo se necesita conocer las otras areas que componen tu organización, debes, hasta un punto tener conocimiento de como manejar cada area. Tenemos que saber manejar el camión por si el chofer se va. Saber manejar la computadora por si el switchero se enferma. Manejar la consola por si al musico se le sube.  Toma el reto y ESTIRATE.​

Postrado y Adorando

Imagina la escena.  Jesus esta en ayuno de 40 días en el desierto. Lejos de lo cotidiano y conocido, envuelto en una intimidad con el Espíritu Santo tan profunda y necesaria antes del inicio de su ministerio público. En un momento tan sublime como ese es que llega Satanás con la tentación. Jesus no esta de ocioso, no estaba en lujuria, no estaba con “mala compañias”, estaba sinceramente buscando la presencia de Dios para ser lleno de Su poder. En la tentación, Satanás le enseña reinos e imperios y le dice: “Todo esto te daré si te postras y me adoras.” Mt. 4:9 postrate Y adorame. Hasta Satanás entiende que puedes estar postrado SIN adorar. Aún el enemigo sabe que puedes cerrar tus ojos y NO ESTAR PENSANDO en el Rey de la Gloria. El mas enterado es Satanás! El sabe que puedes ir a la Iglesia y no ser salvo, puedes leer tu Biblia y NO conocerle, puedes orar y NO ser escuchado. Puedes levantar tus manos y NO estar rendido. En un tiempo de adoración corporativa, tu posición física debe ser una reacción de tu posición espiritual. Postrado y adorando.  Es mejor así.​

La Voz de Dios

Uno de los temas mas intrigantes y difíciles de descifrar es la capacidad para escuchar la voz de Dios. Hay miles de libros que nos guían de cierta manera para poder escuchar a Dios, es un tema que me fascina.  No creo que haya una formula correcta o pasos a seguir…pero si creo que hay una actitud correcta para poder escuchar a Dios.  El Profeta Samuel logró escuchar a Dios en una época muy parecida a la nuestra: “En esos tiempos no era común oír palabra del Señor, ni eran frecuentes las visiones." 1 Samuel 3:1 Después de 2 intentos de parte de Dios para conseguir la atención de Samuel, el Pastor de Samuel logra discernir que es Dios interrumpiendo el sueño de Samuel. Y la indicación para Samuel es que se coloque en cierta "posición” para escuchar a Dios. Que posición? La posición de Siervo. “Ve y acuéstate — le dijo Elí —. Si alguien vuelve a llamarte, dile: "Habla, Señor, que tu siervo escucha.” 1 Samuel 3.9 La posición de siervo nos califica para escuchar la voz de Dios. ¿Quieres escuchar a Dios? Entonces, ¿que tan siervo eres?Vamos…agarra la escoba, limpia tu cuarto, se voluntario en la Iglesia, y eso te coloca en la posición de siervo. Vamos? 1, 2, 3…

...
...

©2017 Conversaciones Descalzas Podcast.

All rights reserved.​

ENVIAR

CONÉCTATE

This field is required.

Gracias!

He recibido tu correo y pronto te enviaré notificaciones de nuevo material.

 

Esteban Grasman